Sentimental

Sunday, June 06, 2010

MINORIAS RECONOCIDAS



Me encuentro sentada en la esquina de mi habitación, pero esta vez, extrañamente no lloro de amor, no voy a hablar de la aclamada palabra que me envenena tanto como me venera. Esta vez me contemplo ahuecada en un recoveco admirando las palabras de Elvira Lindo, mujer que raramente leo pero a la que hoy he escogido por la foto de Sinatra con Dean Martin que adjunta a un artículo lleno de verdad.

Yo pertenezco a esa minoría que busca el arte en un Emule que me insulta con símiles banales, que siempre ha de esperar que la FNAC encuentre en todo su universo una película que considero fundamental para la retina humana, o cuyos oídos solo escuchan un radio 3 que siempre amenaza con desaparecer.

Soy parte de unos pocos que entiende que la información a de contarse con el alma y espera cada día que Mara Torres y el equipo de la 2 noticias me aliente ápices de esperanza ante una situación repetidamente desoladora.

Y Pertenezco al pequeño grupo que apenas pudo hacer nada para evitar que cerrasen el telón de La Mandrágora, el único programa que hablaba de la verdad del teatro y que observa como a Punzet le queda poco tiempo para explicarnos que la ciencia no son solo batines blancos y tubos de ensayo.

Me integro en una escasa sociedad que ha dejado la tele analógica cogiendo polvo y se ha pasado a la deliciosa exquisitez del programa a la carta en esto de Internet. Ahora solo leo y veo lo que quiero mientras me encuentre gobernante de mis cuatro paredes.

Pero en contra de lo que pueden pensar los demás ( que no están demás) coincido con Elvira Lindo es que “si formo parte de una minoría es porque los medios me están arrinconando..“ y “verme arrojada a esta minoría sin haberlo escogido, me provoca cierto desconsuelo”. Bien es cierto, que esta evidente pero discreta sectorización que está surgiendo gracias a las conocidas redes sociales, nos aproxima a otras pequeñas minorías que aportan esperanza y consuelo, al tiempo que ayudan a levantar el muro de indiferencia hacia las otras minorías más generalizadas.

2 comments:

l3utterfish said...

Estoy contigo sis...

Gracias a Dios, tenemos la red y podemos huir de la parrilla televisiva que nos proponen día a día.

Podemos elegir nuestro consumo multimidia y hacerlo mil veces más enriquecedor.

Incluso podemos ver series y peliculas en su idioma original y disfrutar aun más d elas interpretaciones. Aquellos que perteneceis a esta "minoría" y queries sacarle más provecho os recomiendo estaGuía en 4 pasos de CÓMO Descargar películas y series con subtítulos

Saludos y besitos.

salva said...

Vivan las minorias! Claro que sí...